Indícanos tu teléfono de contacto
y te llamamos gratis, ahora o cuando tu elijas
Seleccione el tipo de seguro
Indícanos tu nombre
Teléfono
¿Cuándo quieres que te llamemos?
Te llamamos ahora mismo
O a la hora que elijas:
:
cerrar llamada

La importancia del desayuno saludable

octubre 28, 2016
La importancia del desayuno saludable

El desayuno es la comida más importante del día. Nutricionistas y endocrinos mantienen una continua lucha para hacer ver y concienciar a la sociedad de la importancia del desayuno saludable en nuestra alimentación y en nuestra salud en general.

Las estadísticas del desayuno saludable

Según los datos de la última Encuesta Nacional de Salud elaborada por el Ministerio de Sanidad, solo la mitad de la población, el 50%, realiza un desayuno saludable completo. El 6% se lo salta.

El desayuno se ha aupado como la comida más importante del día. Semánticamente la palabra significa acabar con el ayuno  que el cuerpo ha padecido durante toda la noche. Si seguimos a rajatabla las especificaciones medicas de cenar poco, el cuerpo se encuentra por la mañana con muy pocas reservas de energía y una necesidad imperiosa de ingerir alimentos que ofrezcan un plus de energía, por eso es tan habitual que en los desayunos entren alimentos con alto contenido en azúcar.

Con el desayuno activamos el metabolismo, nos aporta la energía necesaria para afrontar la mañana y nos ofrece un mayor rendimiento físico e intelectual.

Desayuno saludable: numerosas ventajas para nuestra salud

  [caption id="attachment_1302" align="aligncenter" width="730"]Desayuno saludable Desayuno saludable[/caption]

Con el desayuno saludable activamos el metabolismo. Nos aporta la energía necesaria para afrontar la mañana y nos ofrece un mayor rendimiento físico e intelectual.

Ayuda a prevenir la obesidad. Tomar un desayuno saludable ayuda a llegar a la siguiente comida con menos hambre. Normalmente, las personas con obesidad desayunan poco o ni desayunan. Además hay estudios que afirman que potencia la quema de calorías.

Un desayuno equilibrado facilita que el cuerpo legue con menos hambre a la comida, que por lo general suele verse reducida. Además, el desayuno se puede complementar perfectamente con la ingesta de una pieza de fruta a lo largo de la mañana, para favorecer la desaparición del hambre y “amortizar” ese picoteo entre horas.

Disminuye nuestro estrés y mal humor: Si pasamos más de 8 horas sin comer, como suele ocurrir desde que cenamos, nuestro organismo tiene déficit de glucosa. Esto es de lo que tira el cuerpo para funcionar, por lo que si no tiene glucosa deberá utilizar otras reservas energéticas de nuestro organismo alterándolo. Estas alteraciones nos provocan abatimiento, que no consigamos concentrarnos y que nuestro humor sea malo.

Fuente de energía. El desayuno nos aporta la energía que necesitamos para comenzar el día y poder desarrollar las tareas de la mañana.

¿Qué comer para que sea un desayuno saludable?

Un desayuno saludable que sea completo deberá incluir lácteos, frutas y cereales, sobre todo si son integrales. Los cereales nos aportan hidratos de carbono, vitaminas y minerales y fibra. Los lácteos aportan por su parte proteínas, vitaminas A, B y D calcio. Las frutas nos ayudan a completar los aportes de vitaminas y minerales así como de fibra.