Skip to main content

El cigarrillo electrónico no es tan bueno como nos habían contado

octubre 28, 2016 | | María Garnacho

El cigarrillo electrónico contiene sustancias idénticas a las del tabaco

Cada vez es más habitual el uso del cigarrillo electrónico para dejar de fumar. Sin embargo, los neumólogos advierten que el uso de esta clase de cigarros pueden no ser eficaces y seguros en el largo plazo.

El funcionamiento del cigarrillo electrónico es en apariencia simple. Produce humo que el fumador habitual consume como si se tratara de un cigarrillo normal, sin serlo. Es por eso que es uno de os métodos más eficaces para que los fumadores dejen el malsano hábito del pitillo. Sin embargo, parece que según los últimos estudios, el cigarro electrónico no es tan simple e inofensivo como aparenta.

El consumo del cigarrillo electrónico se ha triplicado en los últimos dos años. Este tipo de cigarros cuentan con una pequeña resistencia eléctrica en su interior que calienta el líquido que es aspirado.

Este líquido que se rellena en el cigarrillo electrónico se compone de agua, propilenglicol, gricerol y nicotina junto con aromas que aporta sabor. Tanto el gricerol como el propilenglicol son los componentes que se encargan de generar el vapor. Pero que pueden llegar a ser cancerígenos.

A las repercusiones sobre la salud, se suma que vapear aumenta el riesgo de la introducción de la conducta de fumar. Sobre todo con los sabores y especialmente en la población más joven. Un estudio publicado hace un par de meses en la revista American Journal of Public Health, confirmaba que el cigarrillo electrónico, lejos de ayudar a dejar de fumar, engancha aún más que los clásicos.

Investigación y cigarrillo electrónico

Debido a lo reciente que es el uso del cigarrillo electrónico no existen estudios exhaustivos y a largo plazo al respecto. Pero en algunos estudios realizados ha podido observarse como este tipo de cigarros aumentaban la resistencia de la vía aérea disminuyendo su función conductora del aire a través de ella.

cigarrillo Electrónico
cigarrillo Electrónico

 

 

Regulación del cigarrillo electrónico

En España aún no existe ninguna regulación sobre la venta del cigarro electrónico. Dado que es considerado por parte de los especialistas sanitarios necesario regularlos en la categoría de medicamentos, al tener nicotina. Así como crear programas de información y educación. A nivel europeo está preparándose una directiva común que aún tardará en hacerse efectiva.

Sin embargo, la regulación en torno al vapeo sí que ha llegado ya a nuestros legajos, impidiendo que se realice en los mismos espacios en los que no está permitido fumar. Los usuarios del cigarrillo electrónico se avienen a las mismas normas, regulaciones y legislación que los fumadores. Se impide practicar el vapeo en espacios públicos cerrados y por supuesto en transportes u otras entidades públicas.

Del mismo modo, muchas de las empresas que están comercializando el cigarrillo electrónico son tabacaleras. Como Altria, comercializadora de Marlboro, o Reynolds que comercializa Winston y Camel.